3 Mentiras Sobre la Donación de Óvulos para Conseguir Audiencia

Este es un artículo que no teníamos previsto escribir.Mentiras sobre la donación de óvulos

Pero ayer recibimos una interacción en Facebook que nos ha llevado a escribirlo.

Cómo respuesta a uno de los anuncios que publicamos en Facebook, una chica comentó: “Valla pedazo de estafa“.

Cuando le preguntamos a la chica a qué tipo de “estafa” se refería, nos contestó: “El óvulo después lo venden ustedes por unos 9000 euros y aparte tienen que ser de personas perfectas porque ahora si tienes un poco de obesidad ya nada no ?? Enga y engañas a otra“.

En cuanto leímos esta explicación supimos inmediatamente cuál era el origen de estas afirmaciones.

El pasado 8 de marzo, en un blog de Atresmedia apareció publicado un artículo con el título “Me pagan 1.000 euros por donar mis óvulos y los venderán por nueve veces más“.

El título iba precedido por el epígrafe: “ME TRATAN COMO GANADO Y ME PREGUNTAN SI TENGO ESTUDIOS, FAMILIARES RUBIOS O SI SON O NO OBESOS“.

Y cómo subtítulo, podía leerse “Desde el principio me siento como una gallina. Los granjeros, en forma de trabajadores de una clínica de Madrid, me observan babeantes, ávidos de mis huevos. “Nos interesa mucho tu fenotipo”, me han dicho con una sonrisa muy profesional. Entiendo que juegan a hacerme sentir especial, como si perteneciese a una raza muy exclusiva, a un selecto grupo de “afortunadas” de no ser negras, latinas, gordas, neurodivergentes, en esta basura de mundo que tiende a desdeñar a la gente por esas razones.

Con todos estos elementos, la periodista ya tenía el artículo perfecto, en el que parece que descubre un gran escándalo, para conseguir clics y visitas al blog donde se publicó.

Además, el artículo se presenta en un formato de periodismo de investigación en el que la periodista se hace pasar cómo candidata a donar óvulos, en una clínica de Madrid, para luego poder explicar todos sus hallazgos y alertar a la población del gran escándalo que ha descubierto.

Lástima que el artículo esté lleno de mentiras y valoraciones subjetivas de la propia periodista, que no aportan ningún valor a la sociedad.

Pero este es el tipo de periodismo basura que tenemos actualmente, todo vale para conseguir audiencia.

Vamos a ver cuáles son las tres grandes mentiras que se plasman en el artículo, tomando cómo base la legislación española en materia de reproducción asistida (LEY 14/2006, de 26 de mayo, sobre técnicas de reproducción humana asistida) a la que haremos referencia a lo largo de este artículo.

Mentira número uno: La compra-venta de óvulos

El título del propio artículo ya establece que se compran los óvulos a la donante a un precio bajo y se venden a la receptora a un precio alto:

Me pagan 1.000 euros por donar mis óvulos y los venderán por nueve veces más

Visto así es un negocio redondo, ¿no crees?

La clínica se embolsaría 8.000 € por cada donación de óvulos, ¿verdad?

Pues no es así.

En España, por ley, no se pueden vender ni comprar partes del cuerpo humano, incluyendo las células reproductoras o gametos, es decir, los óvulos y espermatozoides.

El Artículo 5, apartado 1 de la Ley 14/2006, dice:

La donación de gametos y preembriones para las finalidades autorizadas por esta Ley es un contrato gratuito, formal y confidencial concertado entre el donante y el centro autorizado.

Y el Artículo 5, apartado 3 de la Ley 14/2006, dice:

La donación nunca tendrá carácter lucrativo o comercial. La compensación económica resarcitoria que se pueda fijar sólo podrá compensar estrictamente las molestias físicas y los gastos de desplazamiento y laborales que se puedan derivar de la donación y no podrá suponer incentivo económico para ésta.

Cualquier actividad de publicidad o promoción por parte de centros autorizados que incentive la donación de células y tejidos humanos deberá respetar el carácter altruista de aquélla, no pudiendo, en ningún caso, alentar la donación mediante la oferta de compensaciones o beneficios económicos.

El Ministerio de Sanidad y Consumo, previo informe de la Comisión Nacional de Reproducción Humana Asistida, fijará periódicamente las condiciones básicas que garanticen el respeto al carácter gratuito de la donación.

En primer lugar, queda claro que se establece un contrato gratuito entre la donante y el centro de reproducción asistida.

Y, en segundo lugar, que podrá haber una compensación económica resarcitoria para cubrir una serie de gastos y molestias.

Y aquí es donde viene la confusión y, otras veces la manipulación, sobre el tema económico de la donación de óvulos.

Muchas chicas entienden que se paga por los óvulos y nos preguntan “donde puedo vender mis óvulos” o “cuanto pagan por los óvulos”.

En otras ocasiones es la prensa la que usa titulares cómo “Óvulos a 2.000 euros”, “El ´negocio´ de donar óvulos y semen” para conseguir audiencias.

En cualquier caso, tal cómo dice la ley, la compensación económica no podrá suponer un incentivo económico para la donación de óvulos.

Si realmente se pagase por los óvulos de la donante, estaríamos cómo en E.E.U.U., en los es legal que una donante de óvulos pueda cobrar entre 5.000 y 10.000 $ o más si es actriz o modelo.

Cuando, en el artículo de Atresmedia, la periodista escribe:

Sin embargo, callamos, fijando la vista en el suelo, sin mirarnos entre nosotras y, sobre todo, sin mirar a las parejas que pululan por los pasillos, compradores que pagarán de 4.500 a 9.000 euros por los pequeños tesoros que habitan en nuestras entrañas. Las donantes, en cambio, nunca cobrarán más de 1.200 euros (por las molestias, porque la ley prohibe venderlos).

Sin atreverme a decir si es correcto, moral o bueno para la humanidad que existan este tipo de negocios, sólo puedo decir que el negocio de la compra-venta de óvulos mueve mucho menos dinero que el de los vientres de alquiler, pero que, por esa misma razón, sucede de forma subterránea, desprotegida, vulnerando derechos, afectando a cuerpos y vidas, produciendo un dinero que no queda registrado en ninguna parte.

da a entender que efectivamente hay una compra-venta de óvulos ya que los compradores pagan de 4.500 a 9.000 euros por los óvulos de la donante.

En realidad, la receptora que paga un tratamiento de reproducción asistida con óvulos de donante, está pagando:

  • La compensación económica de la donante
  • Las pruebas médicas, psicológicas y estudio genético de la donante (a veces de más de una donante si la primera no es apta o abandona el proceso)
  • La medicación para la estimulación hormonal de la donante
  • El trabajo de médicos, enfermeras/os, embriólogas/os, personal de administración y mantenimiento, etc. (personas que trabajan para tener un sueldo a fin de mes, en definitiva).
  • Gastos de alquiler o amortización del local
  • Etc, etc.

En resumen, ni a la donante le pagan 1.000 € por sus óvulos, ni a la receptora le cobran 9.000 € por los óvulos de la donante.

Mentira número dos: El racismo en la donación de óvulos

Dice la periodista en el subtítulo del artículo de Atresmedia:

Entiendo que juegan a hacerme sentir especial, como si perteneciese a una raza muy exclusiva, a un selecto grupo de “afortunadas” de no ser negras, latinas,…

Y más adelante, en el cuerpo del artículo:

Obviamente, el óvulo deseado por muchas de las mujeres y parejas que van a comprarlos es un producto sin problemas, sin antecedentes de problemas mentales ni obesidad, de la misma raza que la familia en la que va a nacer y, si puede ser, con un físico lo más similar posible a los progenitores.

A una amiga peruana, nada más escucharle el acento por teléfono la cortaron y le dijeron: “Lo siento, no nos interesa tu fenotipo”.

Tampoco tiene problema en flirtear con el nazismo y la raza aria:

Al final logramos sacar la foto de mi ojo. Satisfecha, la doctora -¿Es una doctora? ¿Es una señora venida directamente de la escuela del Doctor Mengele?- la observa en la pantalla del ordenador. Mi ojo se ve enorme.

Cuando pienso que ya hemos terminado con el interrogatorio nazi y que estoy adecuadamente colocada en las filas de fenotipo caucásico con ramalazos arios, me pregunta si hay obesidad en mi familia.

Estas valoraciones de la periodista conducen a la falsa idea de que en los centros de reproducción asistida se discrimina a las donantes de óvulos por su raza.

En primer lugar, hay que señalar que la donación de óvulos en España es anónima, tal cómo establece el Artículo 5, apartado 5 de la Ley 14/2006:

La donación será anónima y deberá garantizarse la confidencialidad de los datos de identidad de los donantes por los bancos de gametos, así como, en su caso, por los registros de donantes y de actividad de los centros que se constituyan.

Esto quiere decir que en España las receptoras no pueden elegir a las donantes (si estuviésemos en E.E.U.U., la receptora podría escoger a la donante de óvulos a la carta).

Y también hay que destacar lo que dice el Artículo 6, apartado 4 de la Ley 14/2006:

En ningún caso podrá seleccionarse personalmente el donante a petición de la receptora. En todo caso, el equipo médico correspondiente deberá procurar garantizar la mayor similitud fenotípica e inmunológica posible de las muestras disponibles con la mujer receptora.

Es decir, que la receptora no puede elegir a la donante y que recae en el equipo médico emparejar a donantes y receptoras en base a su parecido físico (similitud fenotípica) y compatibilidad de grupo sanguíneo (similitud inmunológica).

Por otro lado, en cuanto al estado de salud física y mental, el Artículo 5, apartado 6 de la Ley 14/2006 dice:

Los donantes deberán tener más de 18 años, buen estado de salud psicofísica y plena capacidad de obrar. Su estado psicofísico deberá cumplir las exigencias de un protocolo obligatorio de estudio de los donantes que incluirá sus características fenotípicas y psicológicas, así como las condiciones clínicas y determinaciones analíticas necesarias para demostrar, según el estado de los conocimientos de la ciencia y de la técnica existentes en el momento de su realización, que los donantes no padecen enfermedades genéticas, hereditarias o infecciosas transmisibles a la descendencia.

Además de lo que dice la ley, hay que tener en cuenta que en España, en el año 2014 hubo 13.083 transferencias embrionarias procedentes de óvulos de donante de los que 6.563 (50,2%) fueron de receptoras extranjeras, según se recoge en el “Registro Nacional de Actividad 2014-Registro SEF“, publicado por la Sociedad Española de Fertilidad (SEF).

Si la mitad de las mujeres que necesitan óvulos de donante son extranjeras, muchas de ellas del norte de Europa, es normal que las donantes de ojos claros y pelo rubio sean muy buscadas, puesto que en España no abundan. Cómo también soy muy buscadas las donantes de raza negra o asiática cuando hay receptoras de estas razas en las clínicas (en el momento de escribir este artículo, tenemos una solicitud de una clínica de Madrid de donantes coreanas).

También en Ovulum tenemos donantes latinas que han donado óvulos -alguna de ellas más de una vez-, pero si no hay muchas receptoras de sus características físicas, es normal que les digan que no las necesitan en ese momento.

En resumen, no se discrimina ninguna raza, simplemente las clínicas buscan donantes de las mismas características de las receptoras que tengan en cada momento y les hacen las pruebas médicas y psicológicas que establece la ley.

Mentira número tres: Las gordas son discriminadas

Además de otros comentarios de la periodista sobre la obesidad que ya han aparecido antes, destacamos este:

…me pregunta si hay obesidad en mi familia. Le digo que hombre, que alguna barriguita hay, pero obesidad mórbida no. Cada palabra que sale por mi boca es una especie de insulto a cualquier persona que no se adapte a los cánones estéticos y mentales de la clínica.

donde se difunde la falsa idea de que se siguen cánones estéticos para seleccionar a las donantes.

En realidad, los médicos no siguen modas ni cánones estéticos y, de igual forma que no admiten personas con exceso de peso, tampoco admiten personas muy delgadas.

Para poder donar hay que tener un Índice de Masa Corporal o IMC que esté entre 19 y  25, aproximadamente.

El IMC se calcula dividiendo el peso, expresado en kilogramos, entre la altura, expresada en metros, al cuadrado y se puede calcular fácilmente con una calculadora de IMC.

¿Y por qué es tan importante el IMC para la donación de óvulos?

Pues básicamente, porque el tener un IMC demasiado alto o demasiado bajo comporta unos riesgos para la donante y una respuesta pobre al proceso de estimulación hormonal.

Un IMC bajo incrementa el riesgo del Síndrome de Hiperestimulación Ovárica.

Y un IMC alto presenta varias complicaciones:

  • La sedación que se suministra el día de la extracción de los óvulos ha de ser con una dosis más alta, lo que aumenta los riesgos.
  • Se precisan dosis de medicación más altas y/o durante más tiempo, para el proceso de estimulación hormonal, que pueden conducir a una menor cantidad de óvulos extraídos.
  • La obesidad está asociada frecuentemente con el Sindrome del Ovario Poliquístico, el cual, a su vez, suele provocar irregularidad menstrual y menor capacidad para ovular.
  • Posibilidad de que la calidad del óvulo y la del futuro embrión puedan verse afectados.
  • Baja respuesta del ovario en caso de tratamiento hormonal, consecuencia del funcionamiento irregular del ovario y de la resistencia a la insulina.

En resumen, los especialistas en reproducción asistida no siguen los cánones de la moda, sino que seleccionan a las donantes en unos márgenes de IMC que no representen riesgos para ellas ni que hagan que el proceso sea complicado o infructuoso.

Conclusión

Cómo decíamos al principio, con el periodismo basura todo vale para crear escándalos dónde no los hay y difundir falsas informaciones para conseguir una mayor audiencia.

Una cosa es discrepar sobre la donación de óvulos por razones, éticas, morales o religiosas, que podemos entender y respetamos y otra es mentir.

Y decimos mentir porque suponemos que no es ignorancia, ya que el artículo de Atresmedia, al que hacemos referencia, lo ha escrito una periodista que debería documentarse antes de escribir.

En Ovulum nunca tratamos de convencer a nadie.

Siempre damos la toda la información que nos solicitan y defendemos que donar óvulos es una decisión muy personal.

Y cómo nos gusta conocer la realidad de las cosas, no nos sirve lo que opine una persona. Por este motivo, a finales del año pasado, lanzamos la I Encuesta Internacional sobre la Donación de óvulos de la que ya hemos publicado los Resultados cualitativos.

Te invitamos a leer estos Resultados cualitativos sobre la Donación de óvulos con los que podrás hacerte una idea veraz de lo que opinan las mujeres en España, Argentina y México sobre la Donación de óvulos (tanto a favor cómo en contra).

Cómo siempre, nos gustaría que en los comentarios nos dejaras tu opinión sobre este tema y que compartas este artículo si crees que aporta valor.

4 respuestas a 3 Mentiras Sobre la Donación de Óvulos para Conseguir Audiencia

  1. Ana 27 marzo, 2017 a las 16:30 #

    ¡Buen artículo! Creo que hoy en día la reproducción asistida es un tema cada vez más mediatizado y la gente se confunde, porque además es relativamente morboso. Deberían preocuparse en buscar más información y difamar menos…

    • Webmaster 27 marzo, 2017 a las 20:27 #

      ¡Gracias Ana!
      Sin duda la Reproducción Asistida es un tema del que cada vez se va a hablar más, pero una cosa es informar o denunciar (cuando haya motivos para ello) y otra crear escándalos donde no los hay.

  2. Sergio R 15 marzo, 2017 a las 23:48 #

    Absolutamente de acuerdo. Buen artículo.

    La verdad es que algunos periodistas deberían informarse más de lo que escriben. He tenido varias experiencias de este tipo. Cuando no hay noticia, se busca.

    Gracias a Dios la mayoría de ellos son profesionales responsables, que buscan mejorar la sociedad.

    Señoras, señores: Sin donantes no hay donación de óvulos. Sin donación de óvulos miles de parejas quedarán sin hijos. Estas parejas no están comerciando con ovocitos, sino realizando el único tratamiento posible para conseguir lo que más preciado que tiene cualquier madre o padre, un tesoro que muchísimas mujeres desean y nos pueden conseguir sin ayuda de las donantes: un hijo.

    En realidad, las heroínas de esta historia son las donantes. Miles de mujeres agradecerán de por vida su valentía al someterse a la ovodonación. Miles.

    Sin donación de óvulos, miles de parejas se sentirán desgraciadas el resto de sus vidas. Los médicos y embriólogos, sólo somos el vehículo para ofrecer esta posibilidad… eso sí, personal muy cualificado, que necesita aparatos muy muy específicos y caros. Ya quisiera yo que un tratamiento fuera gratis, pero, si se suma el precio de una FIV a los 1000 y pico euros de medicación que usará una donante, sus pruebas, y su compensación, os saldrá exactamente el precio de una ovodonación…

    No hay compra-venta de ovocitos.

    Por supuesto, no todas las personas están de acuerdo con la donación de ovocitos, pero lo que está claro es que nunca se obliga a nadie a donar óvulos o a recibirlos.

    • Webmaster 16 marzo, 2017 a las 19:50 #

      ¡ Gracias por tu comentario Sergio !

      Efectivamente, sin Donación de óvulos miles de parejas no podrían crear una familia.

      Hay que recordar que Artículo 16 de La Declaración Universal de Derechos Humanos dice:

      “Los hombres y las mujeres, a partir de la edad núbil, tienen derecho, sin restricción alguna por motivos de raza, nacionalidad o religión, a casarse y fundar una familia, …”

Deja un comentario