L.J.S.

05.01.2017: Soy enfermera pediátrica y neonatal. Desde esta posición, veo a diario la dificultades que tienen muchas mamás para poder serlo. Aunque también me siento una privilegiada de poder vivir de cerca, la inmensa alegría de esas parejas cuando por fin, consiguen ser padres. De ahí mi deseo de querer aportar mi pequeño grano de arena a través de la donación. Y no sólo de óvulos… Desde aquí, para quién lea este pequeño post, le invito a hacerse donante de sangre, óvulos, médula, órganos cuando muera… Es increíble la cantidad de milagros cotidianos que suceden gracias a los donantes.

Dar las gracias al equipo de Ovulum por su excelente trato, información detallada sobre el proceso de donación y las gestiones que hacen con las diferentes clínicas para hacer que este maravilloso milagro de vida, suceda…

Los comentarios están cerrados.